Saltar al contenido

Descargas

descargas

Hoy en día encontramos aplicaciones de todo tipo, formas y colores, pero en los primeros teléfonos, se centraban en mejorar la productividad personal: eran alarmas, calendarios, calculadoras y clientes de correo.

Hubo un gran cambio con la entrada del iPhone en el mercado, ya que generó nuevos modelos de negocio que rentabilizaron las aplicaciones, tanto para los desarrolladores como para los mercados de aplicaciones como App Store, Google Play y Windows Phone Store.

Al mismo tiempo, también mejoraron las herramientas de que disponen los diseñadores y programadores para desarrollar aplicaciones, facilitando la producción de una aplicación y su lanzamiento al mercado, incluso por su cuenta.

¿Qué es una app?

El término “app” es la abreviatura de la palabra inglesa Application. La aplicación es una aplicación de software diseñada para funcionar en teléfonos inteligentes, tabletas y otros dispositivos móviles. Su origen más popular se remonta a 2008, cuando comenzó a dar las primeras trenzas. En 2010, el término “app” fue designado palabra del año por la American Dialect Society.

El objetivo de una aplicación es facilitarnos en todo momento la resolución de una determinada tarea o ayudarnos en el día a día de las operaciones y la gestión. Hay muchas aplicaciones para diferentes propósitos; para el transporte público, para leer noticias, para comunicarse, para estar al día en las redes sociales, para promociones comerciales, para jugar….

Hay grandes tiendas en Internet que tienen numerosas aplicaciones para los grandes sistemas como lo son hoy en día: Apple-iOs, Android, Windows y Blackberry.

¿Cuáles son los tipos de aplicaciones que existen?

El mayor reto para un desarrollador que ya tiene una idea de la aplicación que va a crear es decidir qué tipo de aplicación se ajusta mejor al producto que se ofrece. Además, hay que tener cuidado de no elegir una opción que no sea rentable o muy popular en el mercado de las aplicaciones móviles.

Y como sabemos que crear una aplicación es una misión, separamos tres tipos principales de aplicaciones, centrándonos en aquellas que tienen relevancia en el mundo móvil de hoy. Así que depende de ti decidir cuál de estos recursos funciona mejor con tu aplicación.

Apps nativas

Las aplicaciones nativas se desarrollan en una plataforma que permite que la aplicación funcione en cualquier tipo de dispositivo, ya sea iOS, Android o Windows Phone. Además, las aplicaciones nativas pueden acceder a varias funciones de un teléfono móvil, como la cámara, el GPS, el calendario, las fotos, etc.

Hoy en día, en las tiendas de aplicaciones, las aplicaciones nativas son las más encontradas y de fácil acceso, al permitir el uso de recursos externos para complementar la aplicación. Al cargar ese potencial, exige más trabajo a la hora de desarrollar y cuesta un poco más caro.

Sin embargo, la inversión es conveniente ya que estabiliza eficientemente la aplicación, desvinculándose de una conexión a Internet integral para su completo funcionamiento y sin perder el contenido utilizado.

En una generación de usuarios demasiado exigentes para un servicio ágil y práctico, las aplicaciones nativas suelen ser una opción razonable. El margen de error es muy pequeño y, después del desarrollo, el trabajo de actualización de la aplicación es mucho más fácil.

Web apps

Dado su nombre, se preguntará “cómo desarrollar una aplicación web”. Por extraño que parezca, se puede desarrollar, pero hay divergencias con respecto a una aplicación nativa.

Las aplicaciones web tienen un diseño muy similar a las aplicaciones normales, pero sólo se puede acceder a través de una página web, un navegador. En realidad, no son esencialmente aplicaciones, sólo necesitan ser enmarcadas en un diseño que sea para móviles.

Debido a que no son aplicaciones en realidad, no hay forma de programar las notificaciones push, por ejemplo, como las utilizan habitualmente las aplicaciones.

Por otro lado, es positivo que cuando se desarrolla una aplicación web no hay necesidad de esperar a la aprobación de las tiendas de aplicaciones para que su aplicación esté disponible, lo que a menudo es burocrático.

Y, además, el coste de desarrollo es mucho menor, ya que el único cuidado que hay que tener en cuenta para adaptarse a las aplicaciones es el diseño móvil.

Aplicaciones híbridas

Las aplicaciones híbridas son aún más diferentes que las aplicaciones nativas y web. En lugar de utilizar el lenguaje de un sistema operativo específico para cada sistema, los híbridos desarrollan una aplicación generalista, que funciona tanto como aplicaciones nativas como aplicaciones web.

Por esta razón, estas aplicaciones están basadas en un lenguaje diferente, ya sea JavaScript, HTML o CSS. Desde allí es posible acceder a la aplicación a través del navegador y descargarla en una tienda de aplicaciones.

E incluso dividiendo entre estos dos tipos, los híbridos suelen ofrecer la misma funcionalidad, teniendo la aplicación disponible en más de una plataforma.

Las aplicaciones híbridas son una buena opción para los desarrolladores que aún no tienen suficientes recursos financieros para desarrollar una aplicación nativa. Al utilizar sólo la “mitad” de ese sistema, la creación es menos costosa.

¿Cómo descargar una app gratis?

Las tiendas de aplicaciones más comunes son Blackberry’s App World, Apple’s App Store, Android’s Play Store y Windows Marketplace.

  • No olvides tener un plan de internet activo o estar conectado a una red wi-fi.
  • Identifique, con el logotipo, cuál es su tienda de aplicaciones según el dispositivo y el acceso.
  • Regístrate en la tienda de aplicaciones. Es muy fácil, con un correo electrónico (preferiblemente de uso constante) y una contraseña ya registrada, si ya tiene una cuenta activa, omita este paso.
  • Sea claro sobre el contenido que desea descargar, recuerde que hay múltiples opciones. Deportes, negocios, educación, entretenimiento, fotografía, juegos, libros, etc.
  • Lea cuidadosamente los detalles de la solicitud ya que hay algunas que tienen restricciones de costo, duración fija o edad.
  • Cuando encuentres ese contenido de tu agrado e interés, en todas las tiendas aparecerá el botón “Instalar”, pulsa sobre él y listo, tu aplicación será descargada directamente.

Vídeos de descargas